mano a mano

Foto tomada por la autora del post.-

Y sí….vas perdida, jamás entendiste la diferencia entre querer y tener, entre deber y pagar, en la gratuidad de los afectos que no lo es tanto. El que ama espera ser amado, no te creas aquello del amor desinteresado. Claro que esperaba más de vos, un espacio, una oportunidad y sobre todo esperaba no tener que tragarme a golpes lo que explotaba en mi cara como una verdad de a puños: no creías en mí, tenías miedo de que no pudiera mantener tus fantasías de señora bien puesta, ubicada socialmente; aquello que siempre buscaste y nunca lograste, porque otros, todos en realidad te ganaban de mano.-

Por eso, ahora que te compraste este castillo de naipes y estas dispuesta a encerrarte en su torre, solo puedo decirte que espero que encuentres por fín tu lugar y que te haga bien, que no feliz…ya sabés que no creo en la felicidad como un estado, que no te sientas de nuevo el patito feo de esta obra decadente en que convertiste tu vida.-

Creo que no nos debemos nada, aunque siempre seré tu deudor, hagas lo que hagas y estés donde estés; renuncio a no sentirme en deuda por las ineludibles consecuencias que me trajo conocerte y que son parte de mi patrimonio afectivo y de vida, es impensable pero cierto: tu desorden ordenó mi vida…por eso me cae fatal verte sin brújula, yendo al Sur cuando pensás que es el Norte.-

No quiero ponerme tanguero, pero ya sabés que, como te dije un día hace tiempo, no importa si estamos alejados un lustro, una década, un siglo; si es ahora o nunca….si precisás una ayuda, si te hace falta un consejo, o un abrazo de esos que energizan o un beso de esos que alimentan…acordate de quién está dispuesto a lo que sea,  porque aunque no lo creas hay un orden y nada es por que sí.-

Ha dejado de llover ya…que lástima….

listen.php?v=241dd70