SHE

El tiene un secreto, inaceptable, vergonzoso, limitante.
Un secreto que arrastra desde su adolescencia.
complica su vida personal y socava su vida profesional .
Por años, lo ha guardado celosamente, se lo ha ocultado a sus amigos, a su hermana, a sus parejas, hasta a su psicoanalista.
A veces siente que debe rebelarse y gritarlo a los cuatro vientos, pero no se anima; teme a las burlas, al ostracismo.El cuida su imágen; su perfil de hombre recio controla, sojuzga, excluye.
Pero la verdad es otra: él, se encierra varias veces a la semana a ver los finales de películas de Julia Roberts: cuanto más románticas y previsibles mejor: Pretty Woman, Notting hill, La boda de mi mejor amigo.

Bueno, en realidad ha cambiado con el tiempo en el objeto de su deseo, pero siempre ha sido un romántico; un amante de los detalles galantes y de la mujer que se conquista, al estilo antiguo.
Un débil, diría su padre y le reprocharía su madre.
Por eso él esta noche, ha vuelto a hacerlo: se ha encerrado en su despacho con tres latas de Voll-Damm y una guarnición de patatas fritas , queso camembert y dos baguettes y se ha puesto los auriculares para cantar SHE a voz en cuello mientras mira por decimocentésima vez el final de “Notting Hill “.-