resaca

villa-general-belgrano.jpg…”Hace mucho que vivís aquí?”
…”Seis años”
…”Bueno, para esa fecha me fuí…” le comentó…
….”Yo vine cuando se suicidó mi marido porque quebró la empresa..en el 2001″, me cuenta mientras prepara la factura de mi compra de sweaters de marca..impensable en Barcelona. Es la tercera o cuarta historia que escucho….gente que se fué de Buenos Aires con la crisis “no me daba el cuero para irme afuera y siempre había veraneado aquí”. Ya me habían comentado mis viejos amigos, los de siempre, que vieron llegar el aluvión de porteños tan aterrados como los catalanes nos vieron llegar a nosotros : “esto esta invadido!”….he sonreído con ese comentario: yo soy parte de
la invasión..en otra parte.
Nos miramos, es una mujer de mi edad que comenzó de nuevo.
Como yo…. con la salvedad de que el afuera, el país la empujó a una realidad que nunca imaginó vivir….
Hablamos de Los Reartes, de la especulación inmobiliaria de la zona, de los
cambios y el arraigo….”¿Un hotel de 6000 m2 en Villa general Belgrano?….la escuela pública del pueblo sigue igual sin una puta mano de pintura….con sus historias de vida, peor de las que recuerdo cuando trabajaba en el Hospital.
El bruto contraste: escenarios y robo.
Una conversación franca, donde yo le cuento mis años aquí y ella sus dificultades y sus logros…casi amigas ya.
Afuera nieva una vez más…la alegría que sentía hace un rato andando mis conocidas calles serranas se transforma en una sutil melancolía.
En la radio comentan que el alza del precio de la verdura no es solo por el frío polar
sino porque el cinturón verde de Cordoba capital es cada vez más chico…por lo de la soja y las urbanizaciones…..
Camino por el pueblo con mi bolsa de “turista”, despacio, muy despacio……….
¿Será posible el sur?…cantaba la Negra Sosa