Historias de arcanos II

La rueda de la fortuna:arcano X

  • Arquetipo: totalidad en movimiento. Ciclos.
  • Lección: ciclos que se repiten. Fluir con los cambios. Adaptarse a nuevas circunstancias. Detenerse cuando es necesario y actuar cuando es preciso.
  • Meta: cambio y movimiento. Evolucionar hacia estados superiores.
  • Disposición psico-emocional: apertura a los aprendizajes, evolución interior, sintonizarse con los altibajos de la vida para fluir con ellos. Cierre de ciclos.

Es símbolo de existencia, de devenir de acontecimientos. El girar de la rueda marca nuestras vivencias, los ciclos de nuestra existencia. Todo se mueve, gira y cambia, a veces ese cambio es placentero y deseable, otras veces no. En todo caso, el cambio evolutivo es progreso.


Siempre le ha gustado el juego, pero le teme, sabe que el hilo que la separa de ser una simple jugadora de ocasión a la pesadilla de “el jugador” de Dostoievsky, es un su caso muy fino.

Por eso ésta es su primera visita a un casino desde hace muchos años, pero es un reto y quiere afrontarlo.

Recorre las mesas de black jack, escucha los comentarios de los jugadores, observa a la gente, todos tensos, como trabajando, señores gordos, señoras muy mayores, gente con rasgos orientales, da igual si chinos, coreanos o japoneses.

Las mesas de ruleta son más pequeñas de las que ha conocido, las hay por todas partes; un contador de apuestas permite, con solo mirarlo, saber cuantas veces ha salido rojo o el negro o el 36, su número preferido.

Se detiene en algún lugar, sus cinco fichas de 2 euros se mueven dentro de su mano izquierda.

Escucha los comentarios de los croupiers: los más jóvenes parece que nunca han visto la luz del sol, aburridos, repiten los movimientos automáticos, pagan las apuestas y mueven sus rastras con sigilo…”no va más”………Un silencio denso cubre la mesa, desde donde está no alcanza a ver la bola….hace su apuesta imaginaria…….ganooo!!!!, ¿por qué no habrá jugado?”..”paga 2145 euros al señor”…”gracias…caja de empleados”; el señor que recorre las mesas apostando aquí y allí acaba de dar su recompensa.

Piensa que los únicos que ganan son ellos, empleo seguro y propinas generosas.

Una señora que aparenta más de 70 años, corona un número.

Una pareja de italianos hace comentarios….vuelve a apostar mentalmente y vuelvo a ganar…..”voy a ver la última de terror con Denzel Washington le comenta un croupier a otro….”para qué?2 piensa…”si el infierno está aquí.”

Un hombre joven, que hace cálculos frenéticamente en la barra se acerca y deja una fichas.

Es hora de jugar: tímidamente pone 2 euros a rojo……..sale negro.

Otra señora parecida a su abuela, si su abuela viviera, la mira y menea la cabeza.

Vuelve a jugar, 2 euros al rojo……….vuelve a perder.

La señora la acompaña en el sentimiento.

Así va a durar poco.

2 Euros a primera docena y rojo…..ganó!….recupera la pérdida; se sienta en la silla que su abuela dejó libre y comienza a disfrutar el momento.

Vuelve a jugar, el croupier joven acaba de ser reemplazado por otro mayor que la mira mientras se decide. Pierde!!!, “pues mira has perdido”, le dice…..como si no se hubiera ya enterado.

Comienza a sentir la adrenalina, la necesidad de ganarle a la suerte y al azar….gana y pierde una y otra vez y se queda finalmente sin sus 10 euros.

Lleva casi dos horas jugando y una sensación de cigarrito de la risa la invade.

El goce es el compañero del riesgo, el riesgo el precio de la ganancia imprevista, un ejercicio de libertad, jugar o no, retirarse o insistir: como en todas las cosas que nos suelen ocurrir en la vida: o lo tomas o lo dejas.

Si lo tomas has de llegar al final y quizás ganas o pierdes pero sabrás qué había esperándote; si lo dejas, las aguas calmas te permiten disfrutar la dulce y segura monotonía pero es seguro que hay caminos que nunca transitarás.

Sube las escaleras, sale al aire fresco de la noche ciudadana que comienza a tomar ese ritmo de dejarse llevar de los viernes .

Recorre las calles que la separan de la parada del autobús, despacio, ejercitando los sentidos. La vida es bonita.-

Anuncios