Sobreviviendo

El ministro de Información de Zimbabwe, Sikhanyiso Ndlovu, acusó hoy a Occidente de causar la epidemia de cólera que ya se cobró unas 600 vidas en el país para justificar la intervención militar en Zimbabwe.

“Después de exprimir y estrangular al país con sanciones y contaminarlo con cólera y ántrax, Occidente utiliza esta ventana de oportunidad para justificar la intervención militar”, dijo Ndlovu.

Agregó que “la situación con el cólera está bajo control”. “Tenemos suficientes químicos para purificar el agua. Tenemos suficientes divisas para comprar nuevos acueductos”, afirmó Ndlovu en conferencia de prensa.

Además, criticó a los líderes mundiales que atacaron al presidente Robert Mugabe por el brote de cólera, incluyendo al presidente estadounidense, George W. Bush, al primer ministro británico, Gordon Brown, al primer ministro keniano, Raila Odinga y al líder de oposición local, Morgan Tsvangirai. “No tengo palabras amables para todos los jefes de Estado que se han pronunciado en contra de Zimbabwe”, señaló.

Sus declaraciones siguen a acusaciones similares vertidas hoy a los medios estatales por el portavoz de Mugabe, quien dijo que Occidente está aprovechando el brote de cólera para impulsar una “invasión” de Naciones Unidas.

DPA
…….Ahhh que bonitas las luces de navidad en el Corte inglés de Plaza Cataluña…Barcelona….

Anuncios

la parrilla

 

 

De cerca no siempre se comprende el sentido o los por qués….
La distancia da perspectiva, pero no mejora la pena por lo que no podemos cambiar.-

Es bueno poder ser de diferentes maneras y construír nuestra identidad desde la evolución, lo que somos por habernos convertido en lo que fuimos……

Vale para recordar  el lugar del que venimos, para  descubrir el lugar que habitamos, el espacio físico y el personal, el alma de la gente que queremos o que dejamos; que nos quiere o nos deja, que cruzamos sin saber exactamente que lugar ocupan en el  LUGAR, espacio geografía límites: de cuerpos, de campos, de riberas,de olores y colores, de historia. Ese reconocerse en los pequeños detalles, el poder estar callados pensando …recordando…mirando…..lo que ya no será como lo vivimos, allí o aquí contigo o sin tí,  pero que nada ni nadie nos puede quitar : la identidad.

Y sí yo lo llamo parrilla y vos barbacoa; yo te abrazo y gesticulo y vos haces del silencio un emblema, yo extraño los cielos estrellados antes de la helada y vos reconoces otras constelaciones.

Pero lo bueno es que antes yo no sabía nada sobre el sabor del pa amb tomaquet y el modernismo era una mezcla rara de museta y de mimí y vos no sabías a que sabia el vacío al horno con papas.

La diferencia es que yo soy feliz con esa expansión de mi identidad y vos a veces …solo a veces te quedás en la caricatura y te perdés en los detalles…no importa …poc a poc…alejate, no me mires tan de cerca y vas a ver como los detalles dejan de ser pixeles para transformarse en formas ……

el dia del amigo..tenemos cada cosas

20 de julio: Día del amigo en Argentina…y si….así somos:

Nació en Argentina en 1969, por iniciativa de Enrique Febrraro, profesor de psicología y se ha convertido en un excusa bonita para saludar, reunirnos, comernos un asado…en fín esas cosas que forman parte de nuestra contradictoria pero no por eso menos interesante forma de ser.-

Por eso pienso reunirme con mis amigos, los argentinos y saludar a los otros a los de mi nuevo lugar en el mundo que a su forma, con sus códigos, han estado y espero estarán en mi universo.-

El Día Internacional del Amigo tiene origen en Argentina,
y se lo debemos a Enrique Ernesto Febbraro,
un profesor de Psicología, Músico y Odontólogo que
un 20 de julio, en honor a la llegada del hombre a la luna,
envió mas de 1000 cartas a diferentes países.
Le respondieron 700 personas y enseguida,
el Día del Amigo quedó instaurado en 100 naciones diferentes.
Su iniciativa tuvo éxito ya que cada 20 de julio, en muchos países,
los amigos esperan reunirse y dedican un día a la amistad.
Enrique Ernesto Febbraro fue candidato dos veces al Premio Nobel de la Paz.

Los medios del mundo reflejaron la historica votación

Los medios del mundo, otra vez, reflejaron al instante en sus ediciones en Internet la histórica votación en el Senado sobre las retenciones móviles.

El País de España señaló en su título de tapa: “Fuerte derrota de Cristina Kirchner frente a la revuelta del campo y la oposición”. Y agregó: “El vicepresidente Julio Cobos vota en el Senado contra las tasas a las exportaciones agrícolas impuestas por Cristina Fernández.

Por su parte, el diario español El Mundo explicó que “el Senado rechaza, por 37 votos en contra y 35 a favor, el controvertido ‘impuestazo’ a las exportaciones de cereales, que ha encendido las protestas populares”.

El prestigioso New York Times también se hizo eco de la noticia y publicó en su tapa: “El Senado de Argentina ha rechazado un paquete fiscal de exportación de grano, el cual ha conducido a huelgas y escaseces regionales de alimentos”. Cristina Fernández. La cadena de noticias británica, en un artículo que tituló “Derrota para gobierno argentino”, explicó que “tras una prolongada y reñida sesión”, el vicepresidente de la Nación y titular de la Cámara Alta, Julio Cobos, desempató la votación “y causó sorpresa al desestimar el proyecto oficial”.

La Tercera , de Chile, también destacó la noticia y tituló que el “Senado argentino rechaza polémico impuesto agrario”. “Tras una maratónica jornada de más de 17 horas de debate, la votación -que terminó empatada a 36 votos- fue definida por el vicepresidente Julio Cobos”.

La BBC de Londres opinó que el Senado argentino “derrotó al gobierno” de Cristina Fernández. La cadena de noticias británica, en un artículo que tituló “Derrota para gobierno argentino”, explicó que “tras una prolongada y reñida sesión”, el vicepresidente de la Nación y titular de la Cámara Alta, Julio Cobos, desempató la votación “y causó sorpresa al desestimar el proyecto oficial”.

Fuente: Clarín.com

Cobo y Lisandro

Una de las pocas tácticas encomiables del Gobierno, la derivación del conflicto con el sector agropecuario al Parlamento, derivó en el peor escenario que podía esperarle. Ni su peor enemigo podía haberlo dibujado más denso. Perdió la votación en el Senado, con una importante dispersión de la tropa propia. Y la decisión definitiva quedó en manos de Julio Cleto Cobos, quien le bajó el pulgar poniendo en jaque mucho más que la resolución 125. Entre otras variables, la sustentabilidad futura del oficialismo y la (convengamos tenue hasta ahora) existencia de la Concertación plural. La tozudez y la falta de aptitud para sumar apoyos le bastó, raspando, para zafar en Diputados. En el Senado, le hizo morder el polvo.

Es la mayor derrota política que han sufrido los Kirchner desde 2003, mención que debe redondearse evocando que no han tenido muchas.

El escenario que se abre es de incertidumbre, lo anticipó el jefe del bloque de senadores oficialistas Miguel Pichetto cuando acusó a los opositores (y con mucho más vigor a sus compañeros disidentes) de querer “herir” al gobierno.

En el terreno parlamentario queda por verse qué pasará con los proyectos de minoría. En el político se habilitan muchas dudas.

La sesión fue in crescendo y tuvo sus picos cuando se fue sabiendo que había empate. En sus discursos de cierre Pichetto y el titular del bloque de senadores de la UCR Miguel Sanz interpelaron directamente a Cobos. Este, a su modo cansino, les replicó con menos virulencia antes de enunciar su veredicto, que todos conocían.

Su celular había vibrado toda la tarde-noche, tanto como el del santiagueño Emilio Rached. Ni el ex Presidente, ni Alberto Fernández, ni los operadores cronistas del Senado se dieron maña para convencerlos.

– – –

Para el oficialismo, si será capaz de elaborar cómo cambió la situación y cuánto de su traspié se debe a sus propias falencias antes que a la fuerza o la mala fe de sus contrincantes.

Para la oposición y las corporaciones triunfantes el reto es el de cumplir todo lo que aseveraron en más de tres meses: su ausencia de voluntad destituyente, su voluntad de cooperar y no salirse de los cauces institucionales.

En la premura de un cierre veloz a la madrugada no se pueden hacer vaticinios, aunque sí aportar una línea de pesimismo. Hasta acá el gobierno no tuvo mucha introspección y la oposición corporativo-política no tuvo autocontrol en el manejo de recursos poco democráticos.

– – –

Nota de Mario Wainfeld para Pagina 12

___________________________________________________________________________________________—-

Una votación histórica, la idea de que a pesar de todo la democracia es posible en el paisito y que un tipo que fué expulsado de su propio partido por adherir a Mr K ahora es capaz de hacer lo que cree que debe hacer. un hombre del interior; de Mendoza una provincia que ha sufrido mucho la crisis de los 90, cuya industria principal es la vitivinícola, en un mercado que la dejó afuera obligándola a vender las principales bodegas y sin competencia.Hace muchos años, otro hombre Lisandro de la Torre tambien se enfrentó en el Senado a los pactos leoninos por el comercio de la carne con Gran Bretaña.-Somos incorregibles.Claro que es probable que Cobo no sea una version sudaca del Quijote, claro que los que votaron el NO, se defecan en la verdad del problema del campo. Claro que nada es lo que parece ser. Solo basta mirar los nombres de cada lista y usar la memoria. Pero algo interesante dijo Cobo en su discurso: esto no debe debatirse en el Congreso, esto es un mal manejo de un conflicto de intereses creados y que los desarme quien los armó. Joder!, para la Argentina de hoy,  un pensamiento de éste calibre es casi revolucionario …el mundo no termina en la General paz y Argentina está destinada a volver como Sísifo a repetir su modelo agroexportador, gracias a la destrucción masiva de su capital económico y social de los últimos 30 años. Necesita urgentemente dirigentes, políticas claras y sobre todo algo que nunca tuvo, ni tendrá coherencia ideológica y unidad.

No todo está perdido

Redacción BBC Mundo – 26.6.2008 06:33

Con la magia del cine a cuestas

Cuatro jóvenes argentinas emprenden un viaje para llevar el cine a los pueblos escondidos de América Latina.

Cuatro jóvenes argentinas comenzaron esta semana un viaje por diferentes pueblos de América Latina con el fin de dar a conocer y proyectar, a la intemperie, las películas de su país.

Llevan con ellas unos cien cortos y largometrajes de realizadores argentinos y piensan recorrer alrededor de 80.000 kilómetros del continente, en un trayecto que durará dos años.

Viviana García, María Eugenia Ferrer y Griselda Moreno viajan en una “estanciera”, una camioneta prototipo de los estancias y fabricadas en Argentina.

La cuarta integrante del proyecto llamado, justamente, Cine a la Intemperie, Verónica Rocha, dirigirá una película sobre la aventura de las cuatro jóvenes.

La misión declarada de Cine a la Intemperie es llevar el cine argentino por los caminos ocultos de Latinoamérica.

Buscan difundir el cine argentino que normalmente está fuera del circuito comercial y llevar películas a lugares “donde la gente probablemente nunca ha disfrutado de la magia del audiovisual”, dijo Griselda Moreno a BBC Mundo.

La robusta camioneta en la que viajan, una 4×4 llamada “Juana”, ha sido adaptada para convertirse en un cine móvil en los pueblitos por donde pase.

Antes de partir, las integrantes se aseguraron de aprender un poco de mecánica en caso de tener problemas técnicos.

“El proyecto está bien armado, bien pensado”, adelanta Griselda, “pero al mismo tiempo increíblemente improvisado”.

La ruta va depender mucho de lo que encuentren en el camino. “Nos interesan esos pueblitos de 200, 300 habitantes”, señaló.

Hasta el “muro de la vergüenza”

Cine a la Intemperie partió de Córdoba en Argentina y su primera parada fue este miércoles en Catamarca. De ahí irán a Salta, en el norte del país.

Luego recorrerán la cordillera de los Andes por el lado occidental hasta llegar a Centroamérica, donde recorrerán la costa del Pacífico para terminar en Tijuana, México.

En la frontera con Estados Unidos planean proyectar la película “En el muro de la vergüenza”.

De regreso la intención es ir a Cuba y otras islas del Caribe. “Todo depende de cuál sea la situación social en el momento”, dicen.

Retomarán el continente en Venezuela, manejarán a lo largo de la costa Atlántica de Brasil, y entrarán a Paraguay e Uruguay para volver al punto donde comenzaron.

Aunque aún no tienen un patrocinador oficial, el proyecto arrancó con lo que habían logrado juntar financieramente.

“Tenemos muchos Papa Noeles”, dice Griselda, “gente particular que se ha interesado en el Cine a la Intemperie y han aportado desde una herramienta a un depósito de dinero en la cuenta bancaria”.

Lo invitamos a escribir un mensaje a las cuatro integrantes de Cine a la Intemperie. En BBC Mundo iremos publicando las anécdotas y avatares de la ruta. Participe utilizando el formulario que ve a la derecha.

Éstos son algunos de los comentarios recibidos. Los textos responden a las preguntas planteadas en el foro y son reproducidos sin correcciones de ortografía o de sintaxis. La BBC cuida que los comentarios no ofendan la dignidad de las personas y que no sean difamatorios. Las opiniones vertidas no reflejan el punto de vista de la BBC.

Muy Buena Idea y lo mejor para las chicas!!!!! Alicia Bianchi,Buenos Aires,Argentina

Hola,amigas las felicito por lo que estan haciendo,es mi sueño cumplido, yo tambiem tengo mi estanciera md.62,pretenesco al club.al verlas,ya no soy la unica mujer con su estanciera que no dudaran es un fierro,sigan adelante con mi sueño.gracias y buen viaje y regreso no c olviden que estan viajando en un fierro que no las va a dejar por el camino.suerte clara beatriz bruno,bapital federal,argentina

Adelante y ARRIBA argentinas, por Argentina y Sudamérica ¡FUERZA! Osvaldo,Corrientes,Argentina

la doble apuesta de los Kirschner

Acostumbrado a no retroceder jamás, el kirchnerismo acaba de lanzar su más fuerte apuesta a dos puntas: la institucional y la política.
El anuncio de Cristina Fernández de Kirchner en el sentido de que enviará al Congreso el decreto sobre las retenciones móviles -causa inicial, pero no última, de esta crisis- coloca al peronismo en un tembladeral.
Los representantes de distintas provincias están recibiendo fuertes presiones en sus territorios para que no avalen la medida. Pero, a la vez, están condicionados por la relación que sus gobernadores tienen con el poder central.
Ya se sabe: el poder K toma lista en cada una de sus acciones y paga según las asistencias. ¿Quién puede creer que ésta sea una excepción?
Tampoco lo será el acto al que Néstor Kirchner convocó para mañana a la Plaza de Mayo.
Más elíptica ella, más frontal él, el matrimonio presidencial apeló al fantasma de los golpes de Estado, en una poco original similitud con el discurso del vocero informal del kirchnerismo, el piquetero Luis D’Elía.
“Nunca los golpes de estado tuvieron solo protagonistas militares (…) Es una reducción. Es encontrar un fantástico chivo emisario. Las Fuerzas Armadas fueron el mascarón de proa para interrumpir procesos democráticos”, señaló la Presidenta.
Y esto ocurrió apenas algunos minutos después de que Néstor Kirchner argumentara que el resistido acto de la Plaza de Mayo está destinado a enfrentar a un etéreo poder desestabilizador.
Nadie podía esperar que Kirchner dijera algo distinto. Está en su esencia redoblar las apuestas, aunque tenga que retorcer líneas argumentativas y corporizar enemigos donde apenas si hay una masa informe de gente que exterioriza broncas.
El monólogo que acaba de ofrecer para ratificar la convocatoria al acto de mañana contuvo mucho de eso: habló una y otra vez de la defensa del sistema democrático y atribuyó el campo y a los medios la condición de desestabilizadores de su esposa, la presidenta Cristina.
Más aún, afirmó que “sectores de la represión están dando logística” a la protesta del campo y los ligó a bolsones que resisten su política de derechos humanos. ¿Quiere decir esto que el aparato represivo de la dictadura sigue en funcionamiento?
La estigmatización de los grupos que se oponen a cualquier aspecto de la gestión oficial es utilizada, a menudo, por el kirchnerismo en su estilo de romper los puentes y quedarse, siempre, del lado de la centroizquierda.
Sobre el final, Kirchner aseguró que nadie del Partido Justicialista lo llamó a pedirle que levantara el acto de mañana, convertido en vértice de la estrategia oficial de medir fuerzas en las calles contra los productores en las rutas y los caceroleros en las calles.
La sonrisa de Kirchner no puede ocultar que hay crujidos en el partido que él conduce. Basta revisar las presencias y las ausencias en la conferencia de prensa-acto que acaba de ofrecer para tomar nota.
A cada hora que pasa, son cada vez más los referentes que se plantan frente a la estrategia oficial de confrontar a fondo contra todo el mundo.
El primero que lo mandó a decir fue el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, al confirmar ayer por la tarde que no irá al acto convocado para mañana en Plaza de Mayo en apoyo al Gobierno.
“El peronismo de Chubut no va a asistir mañana a la Plaza porque nosotros planteamos el apoyo con el trabajo de todos los días, con hechos, con acciones, con la democracia de los hechos y no de las palabras”, dijo Das Neves.
Esta mañana, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, afirmó lo mismo: “Nosotros no asistimos al acto porque convoca al enfrentamiento. Es necesario que se convoque al diálogo y se resuelva el conflicto, nadie plantea que se vaya un gobierno nacional”.
Kirchner lo ve a todo distinto. Ese ha sido siempre el pilar de su estrategia. Después de este mensaje, ¿qué cabía esperar del de Cristina?

http://weblogs.lavozdelinterior.net/forms/frmBlogDesplegado.aspx?NewsId=1289&WbId=129

Autor: Julio perotti

Cristina lloró en Italia


En el marco de un encuentro que mantuvo en la Embajada argentina en Roma con familiares de desaparecidos durante la última dictadura, actualmente exiliados en Italia, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió perdón por no juzgar antes a los represores y tuvo que interrumpir su discurso por encontrarse visiblemente conmovida.

“Les pido perdón, en nombre de todos los argentinos, por no haber podido hacerlo antes. Son más de 30 años”, declaró la Presidenta con lágrimas en sus ojos, al referirse a los procesos de esclarecimiento de crímenes de lesa humanidad que se cometieron durante la última dictadura militar.

“La lucha de la memoria, la verdad y la justicia (…) permite que quienes violaron masivamente los derechos humanos de los argentinos hoy sean juzgados por jueces de la Constitución, de acuerdo a las leyes de la Constitución y con las garantías y derechos que toda sociedad democrática y civilizada debe a sus ciudadanos”, afirmó la jefa de Estado.

Fuente:http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=5087(jorge lanata)

el evangelio según Perón

Lecturas recomendadas para entender esta semana caótica: Manual de Conducción Política, de Juan Domingo Perón, y El Liderazgo al Estilo de los Jesuitas, de Chris Lowney.

Silvio Santamarina

El primer libro es por estos días, tal como reveló este diario, texto de consulta doctrinaria de Néstor Kirchner cuando busca ideas para arengar a su tropa contra el fantasma “destituyente” que, según el propio kirchnerismo, acecha a la nación. ¿De qué habla el Manual? Del difícil arte de conducir. Un vistazo al azar por sus páginas da la escalofriante sensación de que Perón lo escribió hace un par de semanas, al calor del conflicto entre el Gobierno y el campo. A saber:

* “En política, hay que arreglárselas para que la gente haga caso y, sobre todo, tener cuidado de no ordenar nunca nada que no se pueda hacer (…) Es decir, hay que procurar que no desobedezcan por primera vez.”

* “Hay que ser transigente, comprensivo y conformarse con que se haga el 50% de lo que uno quiere, dejando el otro 50% a los demás (…) En la conducción política, nada rígida, todo dúctil, nada imponente, todo sencillo, hay que ser tolerante hasta con la intolerancia.”

* “Naturalmente que hay que tener también el concepto de la energía cuando la energía está justificada. Un gobierno débil termina con su prestigio, pero no hay que ejercer la energía inoportunamente. Un acto de energía realizado por impulso, por pasión, por odio o por cualesquiera de esos malos consejeros, lleva al desprestigio. Cuando uno toma una medida enérgica, ha de pensarlo muy fríamente (…) Entonces se toma la medida enérgica y no se afloja aunque ‘vengan degollando’ como dijo Martín Fierro.”

* “Hay que ganar la calle en un momento y en un lugar decisivo. Pretender tener siempre la calle es gastar la fuerza y no ser nunca fuerte (…) Llamé a los madereros y les pedí: ‘Muchachos, háganme unos garrotes grandes’. Después llamamos al gremio de la carne y les dijimos: ‘Muchachos, ¿se animan con 500 bastones a salir a la calle?’ Les dimos 500 palos, salieron, ganaron la calle y los otros no la volvieron a recuperar más.”

¿No suenan estas máximas del peronismo clásico como notas al pie de los gestos kirchneristas de la última semana? Néstor exhortando a la “paciencia oriental” a sus soldados para sostener una larga marcha contra el frente rural. Néstor respaldando públicamente a Luis D’Elía, el para-funcionario siempre dispuesto a ganar la calle cuerpo a cuerpo. Néstor obsesionado por las disidencias en el frente interno. Néstor soñando con poner de rodillas al otro bando, por siempre jamás. El ex presidente en ejercicio del mando parece estar necesitado de doctrina, como si su inusual hambre de filosofía política fuera el síntoma de un malestar más profundo de la clase política argentina de los últimos años: el miedo al desgobierno, y su manía de derramar nafta para apagar ese incendio.

El segundo libro recomendado en esta página es el de Lowney, un ex integrante de la Compañía de Jesús que dejó los hábitos para ingresar al banco J.P. Morgan. Ahora es consultor, y en su manual explica cómo los valores de la compañía religiosa fundada en el siglo XVI son todavía útiles –o quizá más que nunca- en la era de la globalización. Autoconocimiento (aceptación de los propios límites), creatividad, coraje para arriesgarse a innovar y a mezclar, son algunas de las virtudes jesuíticas que el autor propone incorporar al concepto moderno de liderazgo. ¿Qué tiene que ver esto con la coyuntura nacional? Esta semana, un líder de formación jesuita (y despertar político en Guardia de Hierro, por cierto), el cardenal Jorge Bergoglio, aterrizó en Buenos Aires luego de su visita al Vaticano y convocó a sus obispos a una reunión de emergencia para alertar al campo y al Gobierno que si no se disponían a ceder posiciones para entablar un diálogo “transparente y constructivo”, la paz social volvería a quebrarse. El antecedente tácito es el crack del 2001, cuando la Iglesia también decidió que era hora de intervenir para sentar a los dirigentes a una misma mesa.

Es cierto que la propia familia católica tiene sus cuentas pendientes puertas adentro. Uno de sus temas de discusión interna es precisamente cómo pararse ante la crisis de los partidos políticos y de las instituciones en general: las respuestas van desde la postulación de sacerdotes a cargos electivos –como en Misiones-, hasta la potenciación del rol de los dirigentes laicos del catolicismo argentino, para que hagan lobby por la agenda religiosa y a la vez que insuflenvalores perdidos a la práctica republicana. La cuestión no parece ser cuánto ni cuándo politizarse (la respuesta es “mucho” y “ya mismo”) sino cómo hacerlo.

Dos libros para mostrar dos conceptos: conduccción y liderazgo. Esa es la crisis que perturba a los argentinos. Tanto la Iglesia, como el Gobierno y el campo, incluída la prensa internacional que sigue la situación argentina, coinciden que el actual no es un problema económico. La misma Cristina Fernández Kirchner utilizó la palabra “abundancia” para etiquetar este conflicto. Y si Néstor Kirchner vuelve a los escritos justicialistas para reflexionar sobre el poder es porque entiende que ahí está el problema de escasez dirigencial de una sociedad que no cesa de parir espasmódicamente aprendices de líder: llámense Blumberg, De Ángeli, Obispo Piña, D’Elía, incluso el propio Hugo Moyano, con su fantasía de proyecto presidencial que sólo se anima a confesar entre íntimos. Pero no se trata de saber cuál es la receta mágica para mandar, tampoco ayudan los decálogos para ser un jefe temible. La cuestión es de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba: se trata de un cambio cultural. Esa es la deuda que Kirchner heredó, la que no supo o no quiso pagar, y la que su esposa prometió saldar y que, por ahora, tampoco está honrando.

http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=5305

25 de Mayo de 1810

Un día de tristeza nacional

La pequeñez de espíritu y la mezquindad de objetivos han desvirtuado de modo imperdonable la celebración de la jornada fundacional de nuestra nación.

En el mañana se dirá que la celebración del 25 de Mayo de 1810 comenzó a ser desvirtuada por el presidente Néstor Kirchner, quien, enfrentado con la Iglesia Católica Argentina, trasladó a la ciudad de Tucumán los actos centrales de su conmemoración. Ignoró u olvidó que las jornadas fundacionales de nuestra independencia fueron protagonizadas por el pueblo de Buenos Aires y, como testimonio de perpetuo reconocimiento, la República instauró la tradición del solemne Tedéum en la Catedral metropolitana. Si intentó dar un sentido federal al tributo a los padres de la Patria, ofrendó al país una indisimulable contradicción, porque nadie ha obrado como él para reemplazar al sistema federal consagrado por la Constitución Nacional por el sistema unitario.

La fiesta de hoy tiene la particularidad de no ser una fiesta. Ha perdido su jerarquía y su histórico mensaje de unidad en la forja del destino nacional, porque se la ha convertido en un mero pretexto para exhibir fuerzas.

Es ésta una jornada triste, impregnada de un antagonismo que parece empeñado en cuestionar en los hechos el patriotismo que se proclama, con una retórica tan desgastada por el uso que resuena como eco vulgar de las arengas altas y valientes de los días augurales de 1810.

Al parecer, es muy fácil para nosotros, los argentinos, perder el rumbo, transformar lo sagrado en profano, lo heroico en mediocre, lo perdurable en efímero. Hoy, un conflicto de intereses políticos y económicos puede más que el mandato de las generaciones de la libertad.

Lo mejor que podrían hacer en este día los gobernantes y la ciudadanía es ofrendar un homenaje de silencio a nuestros prohombres. Callar y reflexionar. Pero a veces es necesario poseer genuina grandeza para saber callar. Y en el inmenso territorio que habitamos, hay cada vez menos espacio para la grandeza.

Por eso, se oficiará el ritual de la faramalla sin sentido, se proferirán consignas que ahondarán las grietas en la estructura social y daremos un paso más hacia las divisiones.

Si se obrara con inteligencia, las posiciones en pugna debieron ser postergadas para congregarnos en una sola conmemoración fraternal. Pero en este país poblado de individuos inteligentes, hay cada vez menos espacio para la inteligencia colectiva.

Ni la presidenta de la República y su entorno ni las dirigencias políticas opositoras y las organizaciones corporativas son superiores a la Nación. Si hay inteligencia, debe haber memoria. Y memoria activa. Memoria para recordar la vieja verdad acuñada por Nicolás Avellaneda: “Nada hay en la Nación superior a la Nación misma”. Esa superioridad no puede ser subrogada por providencialismos ni puede ser utilizada para imponer intereses sectoriales.

No se llega a esta instancia lamentable por azar de las circunstancias. Se llega por la anomia que impregna a todos y cada uno de los órdenes de la vida argentina; por el determinismo de la mediocridad, que transforma en categorías supremas lo profano, lo mediocre, lo efímero y sacraliza como sentido y estilo de vida la conquista del poder por el poder mismo y la acumulación de riqueza por la riqueza misma.

En esta jornada penosa, no habrá triunfadores ni en Salta ni en Rosario ni en ningún otro rincón del país, simplemente porque hemos perdido todos y cada uno de nosotros.

Hemos perdido la oportunidad de devolver al 25 de Mayo su sentido de hermandad en la libertad, en la esperanza, en el trabajo creador. Del amargo balance de este día de confusión y militante mediocridad sólo podemos y debemos, rescatar la esperanza. La esperanza de que este desencuentro marque un punto de inflexión y nos impulse a volver al rumbo que extraviamos por pequeñez de espíritu y por mezquindad de objetivos. De volver a un diálogo fructífero, que resuelva conflictos sin sentido, artificiales, alentados sólo por las ansias de poder.

Sólo así podremos comprender lo esencial de la lección de ese 25 de Mayo de 1810: la inteligencia individual supo forjar ese día la inteligencia colectiva que planteó para las generaciones de su devenir ese destino de grandeza que hoy ignoramos u olvidamos.

Editorial: de La Voz del Interior (Córdoba/Argentina) 25/05/08.-