Olvidemos el mañana

ginger & fred

Una tarde de verano en un pueblo del Empordá.
En el escenario montado a un lado de la plaza, la pareja derrocha dinamismo: ella canta con una voz afinada, correcta, pero sin sentimiento.
El acompaña con el teclado,desde el fondo de los tiempos…. treinta o cuarenta años atrás puede que haya sido un músico prometedor.
Como por arte de magia, paso dobles, tangos, foxtrots hilan historias que las parejas bailan sin parar, parejas de las de antes, sólidas, fuertes.
Los hombres guían a sus mujeres, Ginger & Fred parecen haber reencarnado para no irse.
La luz cambia a cada momento, mi mente va y viene con cada canción, recuerdos…me escudo detrás de la cámara buscando la imágen perfecta, dejando que sea solo la verdad de los simple.-

Anuncios

Sin sosiego

camino a huesca
Tengo el cansancio anticipado de lo que no voy a encontrar.
Si en determinado momento me hubiera vuelto para la izquierda en lugar de para la derecha.
Si en cierto instante hubiera dicho sí en lugar de no, o no en lugar de sí.
Si en determinada conversación hubiese tenido frases que sólo ahora en el entresueño elaboro.
Si todo esto hubiera sido así hoy sería otro y quizá el Universo entero sería insensiblemente llevado a ser otro también.
Pero sólo ahora lo que nunca fui ni seré me duele.
Voy a pasar la noche a Cintra porque no puedo pasarla en Lisboa pero cuando llegue a Cintra me va dar pena de no haberme quedado en Lisboa.
Siempre esta inquietud sin resolución, sin nexo, sin consecuencia. Siempre, siempre, siempre. Esta angustia excesiva del espíritu por nada.
En la carretera de Cintra, o en la carretera del sueño, o en la carretera de la vida. A la izquierda hay una casucha al borde de la carretera. A la derecha, el campo abierto con la luna a lo lejos. El auto que parecía hace poco proporcionarme libertad es ahora algo en lo que estoy encerrado. A la izquierda, hacia atrás, la casucha modesta. La vida allí debe ser feliz sólo porque no es la mía. Si alguien me ha visto desde la ventana de la casucha soñará: ese que va en el auto es feliz. ”

Fernando Pessoa: “Escrito en un libro abandonado en un viaje”