Sudaca Yo?

McCain desaira al presidente español

En una entrevista en inglés con Unión Radio, que luego fue traducida al castellano para los oyentes, John McCain aborda los temas de interés para los hispanos.

El candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos John McCain ha sugerido esta semana que él continuaría la política de mantener unas relaciones frías con el gobierno de España que ha mantenido el presidente Bush, a pesar de haber hecho comentarios opuestos a la prensa española con anterioridad este mismo año en los que afirmaba que él esperaba normalizar las relaciones con los aliados de la OTAN.

Las declaraciones de McCain, que han suscitado muchos comentarios en España, parecen colocar al presidente español, Jose Luis Rodríguez Zapatero, en la misma categoría que ocupan los líderes antiamericanos de Venezuela, Bolivia y Cuba. McCain realizó estos comentarios el martes en una entrevista en inglés con Radio Caracol WSUA 1260 AM en Miami, emisora en castellano que pertenece a Unión Radio.

El presidente Bush nunca ha perdonado a Zapatero que sacara las tropas de Irak poco después ganar las elecciones en 2004. A pesar de que el presidente español ha intentado volver a establecer las relaciones de forma continuada y conseguir una invitación para visitar Washington, Bush aún no ha mantenido una reunión oficial bilateral con él. Más información

El síndrome de la pija improductiva

Quiero ser una pija improductiva. Sí,  una mujer que no produzca nada salvo su propio bienestar, cuidar mi imágen, gastarme el saldo de la tarjeta de mi marido en una colección de bolsos Louis Vuitton, aprovechar su amistad con el gerente de la oficina del banco para pedir un crédito sin que él se entere y comprarme el último modelo calendar  de Patek Philippe.

Quiero agobiarme con los abdominales y tirarme a mi personal trainer mientras me siento la mujer más desgraciada del planeta porque no he sido invitada  al vernissage de la última expo del artista de moda…aunque no entienda nada de pintura…..

Quiero ser absoluta total y adorablemente improductiva. Quiero pasar mis mañanas comentando las noticias de Vogue in english of course, mientras tomo sol en la terraza de mi Spa preferido.

Quiero decir que algo es “super”, que fulana está “fantástica”, que “hace un calor que no veas” y  que “para nada me importa bla bla”,

Quiero no tener nada que contar ni nada que escuchar, me cansé de ser una self made woman, manejar mi dinero y mi cuenta corriente, ser una profesional y madre, no apoyarme en un hombre y defender principios mínimos de “fair play”.

Quiero creer que IBEX es el nombre del último perfume de Sant Laurent y que una patera es un estilo de bambas coollll !

Quiero estar atacada,  fatigada,  irritable,  nerviosa y gastarme una pasta en biofeedback.-

He descubierto que a los hombres, a algunos por lo menos les encanta quejarse de estas encantadoras inútiles pero nunca, nunca bajo ningún concepto les negarían lo que piden…. vaya que ser una pija improductiva es lo más cercano a descubrir la formula secreta de la Coca Cola.-

Historias mínimas

Cuando despertó se sintió como de vuelta de una larga excursión, solo unos minutos alcanzaron para ubicarse: estaba en su dormitorio, era martes 7.30 am.
La pena en el plexo solar, en forma d edolor indiferenciado se hizo sentir.

Se incorporó, dormía de espaldas, entonces lo notó.
Ya no tenía el collarín de oro.
Hacía años que lo llevaba, un regalo familiar que apreciaba mucho. Sentía que la protegía, le daba fuerza; elegante,  esa delgada línea de oro era el complemento ideal de cualquier vestuario.
Discreta, no le gustaban ni los aros, ni las pulseras, nada que llamara la atención.
Recordó el momento en que se lo había quitado, mientras lo abrazaba, pensó que le molestaría y lo desprendió con un suave movimiento para dejarlo sobre una mesita de noche,  en algún lugar de ese refugio en la montaña convertido en algo parecido al paraíso por unas horas.
Se enojó doblemente, había revisado la habitación antes de dejarla, en un gesto de esos automáticos, ¿como no notó su falta?; la otra parte del enojo tenía que ver con que nuevamente había caído en una trampa .
Recordó su insistencia en las preguntas una y otra vez: “debemos aclarar algo más”?
“no”, ya esta todo claro dijo él.
Y dijo muchas cosas más que ella no escuchó porque sabía que no eran ciertas pero no invalidaban ese regalo de esas horas que se daban el uno al otro.
Ella era una convencida de que nada es para siempre y sabía apreciar los buenos momentos. Odiaba las discusiones inútiles, las ambigüedades, solo creía en los hechos.

Y el “hecho” eran esas horas de algo que iba más alla del sexo para convertirse en una comunicación sutil, atemporal, sensual, profunda y sobre todo gratuita, esa que no pide nada a cambio.
Luego las contradicciones, los miedos, las complicaciones auto inducidas.
Lo había hecho una vez más!, lograr entristecerla, hacer que viera todo en gris, siendo que ella amaba los colores, sobre todo los fuertes, era una fauvista de los afectos……
Pero esta vez, ella había perdido más……. el collarín ya no estaba para protegerla.
Se sintió en medio de una conspiración estelar.
Respiró profundo y decidió que llorar no estaría nada mal.