Como en aquel cuento…..

mia_13668e.jpgNo me lo reproche, Andrée, no me lo reproche. De cuando en cuando me ocurre vomitar un conejito. No es razón para no vivir en cualquier casa, no es razón para que uno tenga que avergonzarse y estar aislado y andar callándose.”Julio Cortazar (Carta a una señorita de París)

 

Es miserable.
Es un sentimiento miserable, está allí escondido, oculto entre las cosas buenas del día a día, tan oculto que llegas a creer que ha desaparecido, como esos objetos de los que te acuerdas cuando descubres que ya no están más a la vista.
Pero de pronto vuelve a aparecer y te resulta agobiante.
Sí, lo entiendo, más de lo que crees…¿por qué no confías en mi intuición?………
No sabes por qué, en esos momentos, te acuerdas de “Carta a una señorita de París”…el cuento de Cortázar…Sí, ya sé que eres una adicta a las imágenes literarias, capto la metáfora .
…. es algo que no puedes controlar pero no hay razones para avergonzarze.
Te duele no haber sabido que hacer, por donde seguir o si terminar de una vez…..como en el cuento…y es de esos dolores sordos, crónicos…..irremediables
Ok, voy a volver a leerlo …. una vez más, quizás así comprenda todos los matices de lo que quieres que comparta contigo ; lo cansada que estás de los conejitos en tu garganta, lo feliz por momentos, cuando crees que ya no aparecerán.-
Siiií… ya me contaste acerca del dulce descubrimiento de sentirte en paz que a veces temes perder. Tranquila…yo estoy aquí.
Cuando crees que todo ha terminado vuelve a comenzar, siií… que sí mujer que te entiendo pero no comparto tu interpretación..es todo: por ejemplo otra vez estás hablando del irremediable paso del tiempo. ¿Por que no lo dejas?….deja ya de pensar en cada minuto no gozado.
Deja de buscar explicaciones.
Es imposible…porque ya has entendido…desde el desconocimiento pero lo sabes..sabes lo que había, pero no quieres aceptarlo…. los conejitos que aparecen en la garganta como un dulce regalo para transformarse en destructores de todo lo que tocan….
Por eso te digo que es un sentimiento miserable….en el sentido de “miseria” esas cosas estrechas, desgraciadas, avaras, insignificantes o mezquinas….
Olvida ese momento, el de la pregunta sorpresiva que obtuvo una respuesta equivocada de tu parte….
Yo estaba por ahí y traté de alertarte ¿recuerdas?
No podías adivinarlo, estabas demasiado confundida, encerrada en tí misma, enojada contigo, con tu debilidad…sí, es cierto: no sabías como manejar lo imprevisible , quizás la respuesta correcta, el insistir, decir lo que creías que pasaba hubiera sido de utilidad…pero no gozabas de su confianza, eras parte del problema, no de la solución… …
¿Vale? acepta que no eres Dios y además él no sabía nada de tu propio mundo por esos días, tu también tenías espacios que temías o no deseabas compartir, siii , ya sé tenías tus razones, había una historia y un presente lleno de grises, pero acéptalo…. hiciste lo que pudiste y lo hiciste mal; eso no te convierte en un monstruo, ojo! tampoco en una víctima, solo un partícipe necesario…
Lo bizarro es parte de la realidad, quizás ese ha sido tu error, buscar entender lo que se siente no es un buen camino. Era puro sentimiento, fín de la historia.
Tampoco abandonarse a los deseos, a la pasión  hubiera servido, y eso estuvo clarísimo según me explicas, perder el norte….sobre todo si sabes que lo estas perdiendo….vamos…que me decepcionas….no es digno de tí…
¿Que hay que hacer?
¿Esconder los conejitos?, ¿encariñarte con ellos hasta que se hagan mayores y venderlos en la feria?¿abortarlos?
No hay respuestas únicas…creería que saber observar y observarte, no creer en espejismos…ya sé que es imposible a veces…porque por razones irrazonables muchas veces queremos creer, es un stellium en que confluyen ideas, emociones, necesidades y opacan la visión..un privilegio humano: equivocarse. Un resabio de la pérdida del instinto, pero reemplazado por la intuición…y debías haberla escuchado.-
Observabas pero no querías creer lo que veías, de eso me acuerdo perfectamente…por eso la inutilidad de tus gestos…..ayudar a quién no se quiere dejar ayudar es propio de Narcisos de diván…tú deberías saberlo mejor que nadie….Nooo!no te riño ¿por qué iba a hacerlo?
Anda, relajate, … . Disfruta. No hay culpables ni inocentes,
Ven conmigo……deja que te pierda en mis ojos antes de que vuelva a amanecer

Viceversa

 

intuiciones.jpg

Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte.
Tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte.
Tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte.
o sea,
resumiendo
estoy jodido
y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también
viceversa.

Mario Benedetti

mujeres argentinas

maitena1.jpgLa mujer argentina, es una mezcla rara de museta y de mímí.
Sufrimos de una obsesión por la imágen, nos gusta sentir que somos guapas, pero sin exagerar, nos gusta la elegancia, cada una en su lugar, su nivel y a su manera.
Seducimos, pero con una mezcla de hormonas y neuronas: fatídico!
Somos tramposas, porque nos justa sentir que podemos con nosotras mismas y a veces no explicamos como, pero lo hacemos.
Practicamos un feminismo descafeinado que hace que a veces no nos entiendan, pero ojo, hay que ver que tenemos que enfrentarnos a hombres argentinos y eso no es nada fácil!
Nos cortamos solas, no tememos a los retos, sabemos arremangarnos y quitarnos los anillos, si toca y no importa si solo hay agua fría, para lavar los trapos sucios.-
No nos gusta ser ” la señora de”…. ¿prejuiciosas? sí..pero con una pátina de intelectualidad. Solo basta evaluar a Cristina
Estoy hablando de la argentina urbana, es claro.
La otra es esa mujer, que trabaja al lado de su hombre, dije al lado, nunca atrás ni adelante; una mujr que tiene los afectos a flor de piel y que da cariño a través de las tortas fritas con mate una tarde de lluvia.
La mujer argentina tiene suerte, lleva varias generaciones siendo ella misma, educándose como se pueda, pero haciéndolo, desde Victoria Ocampo hasta Eva Perón, pasando por las militantes anónimas y la esposa del gringo chacarero.
La mujer argentina se puso un pañuelo blanco en la cabeza y salió a enfrentar la represión pidiendo por sus hijos; escribió, creó, peleó y lideró y cuando el sistema se cayó y sus hombres se quedaron en la calle, recuperó la dignidad y reinventó el trueque o emigró y comenzó de nuevo.
La mujer argentina es buena compañera, buena amante y terriblemente independiente.
Un peligro!

Proyecto48

Los argentinos conformamos un enigma antropológico, algo así como el eslabón perdido.
Ese slogan ” descendemos de los barcos” es una absoluta realidad, desde que el Gral Roca liquidó a los indios al sur del Río Colorado, a golpes de rifles Winchester.

Los “padres de la patria” no se nutrieron en las raíces americanas sino en las suyas propias.

Ser criollo era ser “europeo nacido en América”.
Lo que diferencia a Argentina de Europa, entre otras cosas claro, es ser uno de los pocos lugares del mundo donde los europeos viven juntos, se casan entre sí y procrean una suerte de europeo e hijo de medio oriente próximo promedio.
Alguien dijo alguna vez: “los argentinos son un grupo de europeos que enloquecieron en una isla desierta”.
Con lo de “desierto” querían decir que allí no vivía gente, por aquello de los indigenas y Roca claro.
Un argentino es un “gallego” que gesticula como un napolitano, maneja sus negocios como un judío, disfruta de la vida a la francesa, reivindica el five o´clock tea, quiere todo para ayer, hace la ley para crear la trampa, envía sus hijos a la universidad y le encanta arreglar el mundo con frases de Alvin Toffler.
Ama el “deme dos”; aquello que dice Enrique Pinti: comemos pan y eructamos pollo. Y lo arreglamos todo con un guiño , un alambre y un “vení a casa y nos comemos un asado”.
Todo esto ha hecho de nosotros una especie de laboratorio de relaciones humanas. No nos quieren, fuera de nuestro país, somos extraños a otros latinos y también a los ojos europeos, hacia donde miramos siguiendo la estela de los famoso barcos.
Desde 1828, fecha en la que Rivadavia firmó el pacto con la Baring Brothers, hemos pagado y pagado, nos hemos dejado expoliar a la vez que produciamos y producíamos: granos industria pesada, energía, cultura.
Nuestras líneas ferreas fueron diseñadas por los ingleses para sacar los cereales y la madera, el algodón a los puertos, es radial; ¿a quién le importaba si alguien de San Luis quería ir en tren a Posadas?.
Somos el único país del mundo que se dejó quitar su petróleo sin una guerra. Hace treinta años que con paciencia tibetana los gobiernos, y dictaduras de turno se encargaron de desarmar el país productivo, transformándonos en menos que una república bananera.
A veces a golpe de tortura y vuelos sobre el Río de la Plata cargados de muerte, otras con pizza y champagne.
Este post s ellama proyecto 48 porque esta propuesta de generar un video en 48 horas, sería inviable en otro lugar que no sea Argentina: ¿un video en 48 hs? y para competir? IMPOSIBLE. en cambio nosotros decimos : OK, alla vamos!.
Nosotros no somos “ellos”, los del video, unos chicos un tanto porteños (Dios atiende en buenos Aires), un tanto bienudos, sí es cierto pero lo que rescato y me hace feliz de pertenecer a esa contradictoria forma de vivir y sobrevivir, son las ganas, la creatividad, el fair play, el placer de competir. Nos falta crecer, dejar la adolescencia; pero hemos demostrado que podemos hacer de nuestros defectos virtudes: el trueque cuando el corralito, la toma de fábricas, son ejemplos concretos.
No ahogarnos en un vaso de agua. a pesar que insisten en empujernos dentro del pozo una y otra vez.
Que bueno sería poder quitarnos de encima a los piratas de turno y armar nuestro propio proyecto 48: armar, sostener y defender una nación en serio.

un momento muy largo

Siguiendo con la onda bolero finsemanera, y escuchando a uno de mis guitarristas preferidos Luis Salinas…. reedito este corto relato  “un momento muy largo”.

Un momento muy largo.-

Escuchó su propio nombre sorpresivamente, en medio de una frase, sonoro dulce, equilibrado.
Le agradaba, lo encontraba acotado, justo, musical con esa terminación que hacía recordar los cuencos zen, igual cantidad de vocales que de consonantes; perfecto.
En ese momento notó que era la primera vez que él lo pronunciaba luego de años de un trato impersonal, lleno de imposturas.
Y le gustó, la sorprendió, la alegró, sintió que por primera vez ocupaba un espacio en el mundo blanco y despersonalizado de ese hombre que le contaba su sensación de agobio, su necesidad de cambio, el agotamiento de todo lo que lo rodeaba y se lo contaba en esos descansos tan dulces que dá el amor, en el que nos quedamos tendidos uno al lado del otro.
Hasta su tono era diferente, más cálido, no afirmativo, ¿veraz?, casi seguro que no.
Se quedó mirándolo y ya no oyó más.
Lo abrazó y se quedó esperando la reiteración del milagro

el bolero

Me encanta ese toque kitsch , me encantan los boleros y me fascina Chico Novarro y este en especial “Amnesia”, me gusta cantarlo a voz en cuello con alguien que quiera jugar al karaoke…..que sería de nuestra vida sin los boleros.”……parece que el bolero nació en España allá por el sXIX con un toque gitano y que llega a América con alguna compañía de teatro española, puntualmente a Cuba. es primo del son y de la bachata dominicana, y también del cha-cha-cha. Se acepta que el primer bolero fué “tristezas” de José Sanchez (Cuba).

Crece al abrigo del aislamiento de la Segunda Guerra mundial que deja a América a merced de sus creadores musicales, hay dos vertientes el romántico y el tropical, yo muero por las dos!. Agustín Lara, Chucho Monge, Armando Manzanero.

Evoluciona en los 70 hacia el pop…..dá igual…siempre hay una letra de bolero que cuenta una historia con la que podemos identificarlos……

Caos

desnudo-doloroso-nudo-dolente.jpg

“nudo dolente” de A. Modigliani

¿Donde estás? pregunta la piel, que no sabe de razones.
¿Para qué? grita la razón, que no sabe de deseos.
¿Hacia donde? busca el alma privada de sentido.
No es posible cambiar la realidad, acuerdan las tres.
Ese lento devenir de la obsesión
acumula tristeza.
Añorar

lo siniestro
es un privilegio del humano,
que puede elegir
su propia destrucción
…y aún así gozar.-

la última lágrima

facturas-medialunas-de-manteca.jpg

Cuando despertó no recordaba nada de la noche anterior.

Como en aquel cuento de Benedetti, volvió a amanecer en su banco de la plaza del teatro Colón en blanco, sin ayer, sin mañana. La humedad presagiaba otro día de bochorno en el verano porteño.
Acomodándose las mugrientas ropas se acercó hasta la fuente a lavarse la cara.
Era domingo por la mañana, la calle estaba desierta.
Era la reina del mundo, de su mundo. Recorrió con la vista los bares más cercanos, solo uno estaba abierto: por la puerta de atrás alguien le alcanzó un café doble bien caliente y amargo como le gustaba, sin palabras, sin gestos innecesarios.-
Volvió a su sitio, limpió el banco con un trozo de diario, y lentamente se preparó para el mejor momento de la semana: con cuidado desarmó el paquete escondido en el fondo del carrito del supermercado donde protegía todo lo que poseía en la vida, allí estaban. Sonrió, se le hizo agua la boca y una lágrima resbaló tranquila, suavemente.
La primera le supo a gloria, la segunda a melodía, como aquellas que solía tocar en las noches de gala del teatro, hacía ya tantos años, que mejor ni acordarse.
Resbalar fué facil, hasta ese banco, este domingo de sol, esta docena y media de mediaslunas de manteca de ayer que el panadero de la esquina le regalaba cada sábado por la noche a cambio de tocar el Nocturno de Mozart en un desafinado  piano Steinway & son.-

Historias de arcanos I

tytul.jpg

Arcano XXII: el loco

Esta lámina representa la libertad, el no tener ningún tipo de ataduras y lanzarse a la aventura y a lo desconocido sin preocuparse del mañana, vivir el momento. Le gusta seguir a su instinto y confiar en que su elección va a ser la correcta, y, sobre todo, tener confianza en sí mismo, y así conseguir todo lo que se proponga. Su aptitud es bastante desorientadora, sobre todo para los demás, ya que no se rige por ninguna norma de la sociedad.

En síntesis: libertad, independencia, viajes, alejamientos, inseguridad, autoengaño, falsos juicios, locura, extravagancia, falta de disciplina, desenfreno, entusiasmo, goce, pasión, conquistas, ideas fijas.

Pablo se aburría.-
Su vida transcurría pacífica en apariencia, como resultado de un sabio plan que había comenzado a ejecutar en su temprana juventud y que, básicamente, consistía en nunca arriesgar: ni en las empresas, ni en su profesión, ni en sus relaciones personales: amigos, hijos, parejas.
Todo era sometido a un estricto control con arreglo a un objetivo: impedir que las cosas se fueran de quicio.
La manipulación era, por cierto, casi su única arma.
Había sido exitoso en su meta: llegar a estas alturas casi indenme, seguro, sin sobresaltos, aceptando y descartando, pero nunca arriesgando.
Siempre tenía una frase rebuscada y carente de afecto para explicar el resultado de sus expediciones a veces indecentes a la vida de otros.
En todo caso nunca había culpas, solo era cuestión de códigos.
Además Pablo era un coleccionista de frases: era un lector asiduo y un amante del cine, ambas actividades le proveeían de invaluable material para aplicar sabiamente en sus conversaciones, Balzac y Oscar Wilde eran sus preferidos.
Alguien que siguiera de cerca sus movimientos hubiera podido observar cómo repetía la misma frase en distintas situaciones pero siempre de una manera que lograba el efecto deseado: mostrarse invulnerable, seductor, inteligente, irónico, interesante, por ej:
Solía decir en alguna reunión al encontrar a alguien que hacia tiempo no veía: “Disculpe no le había reconocido HE cambiado tanto” (O. Wilde); o en tertulias de esas en la que la gente expresa lo que opina solo para saber lo que opinan los otros: “La única diferencia entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho es más duradero” (O. Wilde).
Este estilo lo convertía en una especie de Peter Seller en “desde el jardín”, esa película deliciosa en que alguien dice cosas desde la ingenuidad que son interpretadas como sabias.
Su deseo era causar impacto y lo lograba.
Si alguna relación amenazaba con abandonarlo, recurría a Woody Allen: “tenemos que dejarlo. No te lleno ni intelectual, ni sentimental ni fisicamente. Bueno, pero ¿y en el resto? (Bananas).
Si se encontraba negociando alguna oferta siempre acudía a “El padrino” : ” voy a hacerte una oferta que no podrás rechazar”.
El escepticismo era su principal arma: “Mira la obra de Dios¿quién podría enderezar lo que El torció?(Gatacca).
En el fondo era un niño asustado, alguien que sentía que “el mejor amigo de un chico…es su madre”…(Psicosis).
Llegado a este punto, se aburría; ya no distinguía entre la realidad y la fantasía de su mundo de frases, su respuesta era envolverse cada vez más en situaciones ambigüas que terminaba sin entender ni en sus razones ni en su dinámica.
Su vida era un laberinto de Creta y él Dedalo, ocultando al Minotauro y perdido irremediablemente en su propia construcción.
Pero como nada es eterno, se aburría, le faltaba la fuerza de la ambición de la pasión; abría y cerraba proyectos de vida ajenos, mientras la presión ascendía.
Cada vez estaba más a merced de fuerzas oscuras: deseos sexuales inconfesables, obsesiones, falta de control, dejarse llevar, romper estereotipos.
Veía tentaciones en todas partes y cuando aparecían solo le quedaba el ” francamente querida, me importa un bledo” de “Lo que el viento se llevó”.
Cuando se encontraron, supo que estaba perdido: la situación no cuadraba en nada conocido, nada era previsible, sus sospechas nunca se confirmaban.
Hasta que una fuerza interior cada vez más incontrolable le dijo, usando su código: ” Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes ” ( Star Wars).
Y su aburrimiento se convirtió en pánico: escalar montañas hacia la libertad de sí mismo, cortar cadenas, dejarse llevar, sin probar al otro, solo entregarse.
Fue cuando escuchó que le decían:
” Si deseas algo con mucha fuerza, DEJALO EN LIBERTAD. Si vuelve a tí será tuyo para siempre. Si no regresa, no te pertenecía desde el principio” ( Propuesta indecente).
Y tuvo que rendirse a la inercia del loco.-

Verbos mal conjugados

die-scharze-reo.jpgVerbos mal conjugados

Tu me sedujiste
para que
te convenciera
Yo eludí
tu obviaste.
Miramos a otro lado,
cambiamos de acera,
nos lastimamos.
Abortamos la ilusión
solapamos las dudas
compramos buzones
desarmamos sueños
mentimos
castramos
gozamos y
sufrimos.
Ambos morimos
a nuestra manera.
Enterramos
lloramos
sobrevivinos
y finalmente
ambos perdimos.-